Thursday, September 28, 2006

Cobranzas Bancarias Internacionales

Los exportadores pueden emplear el servicio de cobranzas bancarias internacionales, el cual ofrecen los bancos para "gestionar" aquéllas a su nombre.

El solicitante (exportador) acude a un banco, generalmente de su localidad y solicita el servicio de cobranza internacional. Para ello deberá indicar (instruir) al banco por escrito qué gestiones deberá realizar por encargo del solicitante.

Cabe señalar que las instrucciones que el exportador (vendedor) le dé al banco deben de ser muy exactas, pues éste las acatará al pie de la letra. Para facilitar el manejo de las instrucciones los bancos por lo general cuentan con formatos preimpresos, que el solicitante debe requisitar.

El exportador también deberá entregar al banco (cedente), los documentos representativos de la mercancía y en ciertos casos algún título de crédito (letra de cambio o pagaré), a fin de que ese banco, por medio de su banco corresponsal, de preferencia establecido en la plaza del importador (comprador), presente o entregue a este último los documentos, contra el pago del importe respectivo o con la aceptación del título de crédito. Es importante mencionar que, al igual que en las cartas de crédito, los bancos que operan este mecanismo de pago y los usuarios del mismo se rigen por las prácticas bancarias recopiladas en las "Reglas Uniformes para Cobranzas", también conocidas como urc-522, por sus siglas en inglés.

Asimismo, es menester anotar que las cobranzas internacionales se dividen en cobranza "simple", en la cual se manejan exclusivamente documentos financieros, como cheques, letras de cambio y pagarés, y cobranza "documentaria" que es la más usual y en la que se acompañan, además de los financieros, los documentos comerciales, facturas, conocimiento de embarque, etc., o la aceptación de un título de crédito, cuya fecha de vencimiento sea diferida.

De los títulos de crédito mencionados, el más utilizado es la letra de cambio. Sobre este punto se sugiere revisar las leyes en la materia. En México ambos documentos están regulados en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito.

El exportador también puede dar instrucciones a los bancos para que sean ellos los que elaboren el título de crédito, lo mantengan bajo custodia y en su oportunidad los presenten para su pago. Incluso pueden realizar el protesto en caso de no obtener la aceptación o el pago del deudor.

Por último, cabe recomendar antes de utilizar esta forma de pago se solicite la asesoría de especialistas.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home